“El negocio no se hace cuando se vende, sino cuando se compra. Si compras bien, aunque vendas mal ganarás”


Warren Buffett

Son muchos los factores a considerar al momento que desees vender una propiedad que adquiriste por inversión o tu actual casa de residencia, los vamos a enumerar para que puedas desarrollar tu estrategia de negocios de forma certera, confiable y rápidamente:

Lo primero que debes comprender es que en bienes raíces no solo existe la “Plusvalía” la cual es el punto mas importante para catalogar tu compra inicial como una buena inversión, también existe la “Minusvalía” y ésta afecta el crecimiento en valor del mercado, lo puede desacelerar, estancar o en el peor de los casos hasta depreciar tu inversión, mostrando un valor más bajo del que adquiriste, los factores que se deben de considerar a demostrar para justificar la plusvalía en crecimiento de tu propiedad en venta son los siguientes:

Ubicación, ubicación, ubicación. Es el principal punto a considerar en el momento de desear poner a la venta tu propiedad, es importante demostrar las ventajas en accesos, cercanías a centros educativos, centros comerciales, hospitales, proyectos inmobiliarios en desarrollo y entornos de recreación, el 50% de las ventas se concretan con personas que residen o crecieron en el sector en donde tienes tu propiedad en venta, el 40% se encuentra buscando una mejora en su calidad de vida, debes de poder demostrarles a esos interesados que tu propiedad cuenta con las ventajas en ubicación que están buscando, y el restante 10% son inversionistas a los que les gustan y conocen los números, ellos buscan propiedades con alta y buena deseabilidad de renta o posibilidades de reventa, debes de estar preparado con poder justificar estos.

Estatus constructivo y mantenimiento continuo de tu propiedad. No sólo el estar limpia y bien pintada es importante, una propiedad deseable es aquélla a la que no se le debe de “gastar” en reparaciones por mal manejo del mantenimiento o descuido, las personas interesadas en realizar una inversión inteligente no tienen deseos de realizar reparaciones excesivas a la propiedad que estas vendiendo, este factor es muy importante para que al realizar ellos una oferta de compra no castiguen el valor que has propuesto para venderla.

Amenidades y extras. No sólo les debes de “vender” la propiedad, debes de demostrar que les ofreces una mejor calidad de vida, si en donde tienes tu propiedad hay un gimnasio, una piscina, una cancha poli-deportiva, una alameda o área verde jardinizada, un parqueo de visitas, una excelente vista, lo que sea que tu puedas apreciar y valorar adicional a la propiedad, debes de enfatizarlo, son los extras que van a ayudar un poco más en la justificación de tu precio de venta de la propiedad.

Certeza legal del negocio. Si has llegado a este punto con tus posibles compradores de la propiedad y no has investigado el estatus legal y fiscal de la propiedad, o peor aún, si tienes conocimiento de que hay algún detalle pendiente en estos temas y no lo mencionas o lo ocultas, puedes dar por hecho que tu cierre de negociación se irá al suelo pronto, es importante ser claros con respecto a todos los temas legales y de impuestos de la propiedad desde el inicio, de esta forma considerar las soluciones y poder concretar la negociación.

Ten en cuenta los “gastos” extras para poder vender la propiedad. A nadie le gusta pagar extras en el proceso que desconocía, investiga y asesórate con un abogado inmobiliario para conocer de honorarios de promesas de compra venta, nuevas escrituras de propiedad, pagos de impuestos de los nuevos compradores, y cualquier extra a considerar en gastos, para que tu negocio se desarrolle con la mejor fluidez de información de ambas partes.

Recuerda: “No sólo de contado se vende”. Si ya has llegado al punto de que existe un interés de parte de los compradores y ellos te indican necesitar un crédito para concretar la negociación, entonces debes de estar preparado con información de créditos hipotecarios con varios bancos y así darle herramientas de decisión a tus compradores, conoce de tasas de interés que estos ofrecen y por sobre todo los documentos necesarios para obtener una pre-calificación y una aprobación bancaria.

Nunca “apartes de palabra” tu propiedad a un interesado. En el momento en que se demuestre el interés completo de realizar el negocio, gestiona a la brevedad una promesa de compra venta con tu abogado inmobiliario, puedes perder verdaderos interesados por apartar tu propiedad a una persona que puede no formalizar, esta es tu regla de oro: “tu propiedad sale del mercado únicamente con una promesa de compraventa celebrada o la compra venta legalizada”, mientras eso no ocurra, siempre estará en venta.

El precio justo es el precio en que vendes.  Invierte siempre en un valuador inmobiliario con experiencia y certificado para validar y monetizar todas las ventajas y beneficios de tu propiedad que pones en venta, estos profesionales saben transformar todas las características directas e indirectas de tu propiedad y su entorno en un valor de mercado confiable, debes de entender que si estas pidiendo más de lo que el mercado paga, no la venderás y si estás pidiendo menos, perderás dinero al concretar el negocio sin el conocimiento del precio real.

Siempre asesórate con un experto inmobiliario para promover tu propiedad. Estos consejos que te proporcionamos son el diario vivir de un profesional con experiencia, el contratar a uno de tu confianza puedes estar seguro que tu propiedad se comercializará mucho más rápido y de forma más segura y confiable, recuerda este consejo:


“El riesgo viene de no saber lo que estás haciendo”


Warren Buffett

Esperamos estos consejos puedan ayudarte a colocar más rápidamente tu propiedad en venta con un comprador confiable, estamos seguros que hay muchos más consejos que podremos compartirte en otras publicaciones, hasta pronto.